Hace unos meses Tailandia anunciaba que el cáñamo pasaba a ser legal, ahora le toca al Kratom, otra de las hierbas prohibidas hasta ahora.

Los aldeanos ya no temen el encarcelamiento por los remedios vegetales a medida que la Ley de Estupefacientes enmendada entre en vigor.

Con la ley que despenaliza efectivamente la planta Mitragyna speciosa, comúnmente conocida como kratom, muchas personas esperan usar la hierba abiertamente sin la amenaza de enjuiciamiento.

La planta se clasifica como una hierba que puede cultivarse y usarse legalmente según la Ley de Estupefacientes recientemente modificada, después de haber sido incluida como narcótico de Tipo 5 en versiones anteriores de la ley.

No solo dejará de ser ilegal el uso y posesión de la planta con fines médicos, sino que se concederá una amnistía a más de 12.000 personas que habían sido condenadas por delitos relacionados con el kratom cuando todavía se consideraba un narcótico.

El kratom tiene efectos opioides y estimulantes y se ha utilizado durante mucho tiempo en casi todas las regiones del país. Los agricultores, por ejemplo, masticaban las hojas de la planta para mantener su energía mientras trabajaban en sus campos.

En 2016, la Oficina de la Junta de Control de Estupefacientes (ONCB) permitió a los aldeanos del distrito de Ban Na San de Surat Thani cultivar más de 1.500 árboles de kratom y consumir sus hojas en un entorno controlado, como parte de su investigación para despenalizar la planta.

Songkhram Buathong, jefe del distrito Nam Phu, vio de primera mano el impacto de la despenalización de la planta en el marco del proyecto de investigación.

Dio la bienvenida a la medida y dijo que los aldeanos ahora podrán adquirir la hierba legalmente, lo que a su vez reducirá drásticamente los precios.

«La planta ha sido utilizada por los lugareños durante mucho tiempo para aliviar los dolores de estómago, la tos y la diabetes», dijo.

Varios árboles jóvenes de kratom cultivados ilegalmente en una aldea en el distrito de Papong de Phangnga. Todos fueron destruidos más tarde cuando la planta, fotografiada en julio del año pasado, fue clasificada como ilegal según la ley de narcóticos. Foto: Achadtaya Chuenniran

También dijo que cuando el kratom todavía se consideraba un narcótico, una hoja costaba entre 5 y 10 baht. En estos días, dijo, los precios oscilan entre 1-1,50 baht por hoja, dependiendo del tamaño.

«Ya no tenemos que esconder las hojas [masticadas] por miedo a ser arrestados, como lo habíamos hecho en el pasado», dijo.

Songkhram dijo que como el kratom cultivado en el distrito de Ban Na San contiene niveles más altos del compuesto psicoactivo mitraginina, la planta se convertirá en el cultivo comercial del área y aumentará la reputación del distrito como un área de cultivo de kratom.

El distrito también es conocido por el cultivo de rambután de alta calidad.

Suchin Chuchat, un residente de la aldea de Wang Lo en el mismo distrito, dijo que muchas personas en su aldea han estado usando kratom como un remedio a base de hierbas durante mucho tiempo.

La mayoría, insistió, no tratan al kratom como una droga recreativa.

Los aldeanos solían llevar una hoja o dos para masticar con ellos a los campos, dijo, y agregó que muchos generalmente bebían café o agua helada después de masticar las hojas.

«Las hojas de diferentes variedades de kratom cultivadas en diferentes áreas tienen diferentes gustos», dijo.

Si bien la planta es mejor conocida por sus hojas, los troncos y ramas de los árboles de kratom también se pueden usar como leña.

Antes de la despenalización, Vichai Chaimongkol, secretario general de la ONCB, advirtió que si bien las hojas de la planta ya no se considerarán narcóticas, mezclar las hojas con jarabes para la tos u otros narcóticos para potenciar el «subidón» sigue siendo ilegal.

Continuó sugiriendo que la despenalización del kratom tendrá un impacto neto positivo en la lucha del país contra el abuso y el contrabando de drogas.

«Es posible que los conductores de camiones que solían depender de la metanfetamina para mantenerse alerta en viajes largos ya no necesiten abusar del narcótico, ya que el kratom es ahora una alternativa legal», dijo.

«La mitraginina en las hojas de kratom ayuda a aumentar los niveles de energía de manera similar a la cafeína en el café», dijo Vichai.

Dijo que la ONCB aprobó recientemente 19 millones de baht para financiar el proyecto de investigación de la Universidad de Kasetsart, en el que los compuestos químicos del kratom se utilizarán para tratar a los adictos a los opioides en lugar de la morfina.

FUENTE: Bangkokpost
TRADUCCIÓN: Tu Guia en Tailandia

ARTÍCULO RECOMENDADO:

DESCUENTO 5%:

DESCUENTO SEGURO MÉDICO PARA EL VIAJE A TAILANDIA