Una familia fue despertada a última hora del viernes por la noche por un visitante familiar, un elefante que había irrumpido en su cocina hace un mes en busca de comida.

El hambriento elefante hizo un agujero en la pared de la cocina recién reparada y usó su trompa para explorar las sobras en la cocina, pero no trató de entrar.

Este elefante ya lo conocemos. También hablamos de él en el artículo:
ELEFANTE EN LA HABITACIÓN: UNA FAMILIA TAILANDESA RECIBE REPETIDAS VISITAS GIGANTESCAS.

La dueña de la casa, Ratchadawan Phuengprasopporn, de 29 años, residente en la aldea de Chalerm Phrakiat Pattana, publicó un clip de cinco minutos en su cuenta de Facebook en el que Phlai Boonchuay inspeccionaba la cocina y tomaba todo lo que podía.

EL ELEFANTE SALVAJE VUELVE A VISITAR A LA FAMILIA TAILANDESA.

EL ELEFANTE SALVAJE VUELVE A VISITAR A LA FAMILIA TAILANDESA.
Un miembro de la familia en Hua Hin, Prachuap Khiri Khan, usa un teléfono móvil para registrar el segundo robo de un elefante salvaje en busca de comida. El gigante allanó la cocina de la familia el 20 de junio de este año. (Foto: Ratchadawan Phuengprasopporn)

Pichai Watcharawongpaiboon, director de la Oficina de Administración de la Tercera Área de Conservación en Phetchaburi, dijo el sábado que una patrulla encargada de empujar elefantes salvajes a los bosques había sido alertada por la Sra. Ratchadawan de que el elfante había allanado nuevamente su cocina el viernes por la noche.

El gigante había destrozado la misma pared el 20 de junio para ayudarse a sí mismo.

Anteriormente, funcionarios del Parque Nacional Kaeng Krachan, funcionarios locales, soldados y funcionarios de la Sociedad de Conservación de la Vida Silvestre de Tailandia ayudaron a reparar la cocina.

Los funcionarios del parque lo arreglarían nuevamente el lunes. Las áreas alrededor de la casa también serán despejadas, dijo Pichai.

La Sra. Ratchadawan dijo que ella y los miembros de su familia estaban durmiendo cuando el sonido de objetos cayendo en la cocina los despertó. Se apresuró a verificar y nuevamente fue recibida por Phlai Boonchuay el elefante.

La elefante agarró fideos instantáneos, un paquete de harina y una bolsa de aceite de cocina que puso en un recipiente de comida. Sus utensilios de cocina esparcidos por todo el suelo.

Ella tomó fotos del incidente e intentó ahuyentarlo antes de alertar a los funcionarios del parque, dijo.

FUENTE: BangkokPost